Skip to Content

Blog Archives

¿Cómo es el método que apela a las TIC para reducir la deserción escolar?

Una propuesta de desarrollo tecnológico para abordar una problemática que afecta a millones de jóvenes en nuestra región.

En tanto el proceso de escolarización se presenta como un fenómeno complejo, la deserción continúa como una de las problemáticas más difíciles de abordar, tanto en la Argentina como en otros países de la región. Sin embargo, persiste cierta opacidad de información confiable y otros obstáculos para los hacedores de políticas públicas a la hora de generar iniciativas y medidas concretas. Un modelo basado en una metodología de trabajo y la utilización de tecnologías de la información y comunicación (TIC) podría convertirse en una alternativa efectiva.

Enfocados en la resolución de problemáticas sociales a partir de las TIC en el ámbito público, desde redes colaborativas de alto conocimiento técnico y fórmulas de cooperación efectivas, desde Fundación Puntogov hemos desarrollado un modelo que aprovecha distintos desarrollos tecnológicos para reducir la deserción escolar.

 

DESERCIÓN ESCOLAR EN ARGENTINA Y LA REGIÓN

El proceso de escolarización formal está determinado por un conjunto de prácticas, creencias y situaciones que ponen en relación estrategias familiares (especialmente, el capital educativo acumulado), el proyecto institucional de la Escuela y la orientación general del modelo de política educativa.

En la literatura especializada se señala que si bien el proceso educativo es resultado de una dinámica socio-educativa particular denominada alianza Escuela-Familia, las políticas educativas, fuertemente estructuradas en la cuestión curricular, tienden a reducirse, como principal sujeto de sus acciones, al educando como factor funcional primario del desempeño del sistema.

Aunque existe claridad respecto a esto, existen asimetrías asociadas con otro problema: las dificultades sistémicas de las políticas educativas para abordar la cuestión de la deserción escolar.

Por ejemplo, un estudio de CAF evidencia que en Argentina, Perú, Colombia y Brasil, el 70% de los niños de 3 años no accede a educación infantil temprana, el 15% de los niños de 5 años están fuera del sistema educativo y 1 de cada 5 jóvenes ya no asiste a la educación a los 16 años (ver estudio).

En particular, en Argentina, esta problemática cobra relevancia entre los adolescentes, que según datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, se ha registrado que más del 50 por ciento no termina el secundario (ver informe).

Las cifras son alarmantes y coinciden con el estudio “Posicionamiento sobre adolescencia en el país” publicado recientemente por UNICEF. Medio millón de jóvenes está fuera de la escuela y solo el 45% logra terminar sus estudios secundarios (ver estudio).

 

UN MODELO CON LAS TIC

En Fundación PuntoGov profundizamos un modelo apoyado en las TIC. La metodología de trabajo se propone como una hoja de ruta que contiene una serie de acciones y movilización de instrumentos que conducirán a la creación final de las tecnologías estructurales –o el componente tecnológico- de la política de reforzamiento de la continuidad en el ciclo de escolarización.

En esta hoja de ruta, se integran instrumentalmente las instancias de “Laboratorio Interno” (LI) y de Living Lab (LL) que aplicamos en nuestros proyectos:

  • El laboratorio interno es una forma de desarrollo conceptual estructurado con los equipos pertinentes de las áreas hacedoras naturalmente involucradas en los intereses de la política pública. Se trata de sesiones de trabajo estructuradas respecto a un resultado conceptual buscado (por ejemplo: ¿por qué nuestros adolescentes abandonan la escuela?).
  • El enfoque de living lab es la instancia de validación con actores de los hallazgos establecidos en el proceso anterior. En cuanto a tal, posee particularidades diferenciales y, en sí, constituye el núcleo de una estrategia de desarrollo tecnológico basada en la co-construcción con actores adoptantes de una tecnología.

El modelo atraviesa tres hitos principales, con sus correspondientes instrumentos y resultados: Conceptualización, Modelización y Desarrollo tecnológico.

 

ALTERNATIVAS CONTRA LA DESERCIÓN

¿Qué podemos hacer desde los avanzados desarrollo tecnológicos para atacar este problemática?

Dedicados a proyectos inclusivos mediante la incorporación de TIC, desde Fundación PuntoGov hemos tenido experiencias a partir de las cuales hemos podido constatar…” que en las franjas etarias donde suceden los pasajes de ciclos educativos se presentan los elementos determinantes de la discontinuidad escolar, asociados, por un lado al debilitamiento del lazo Escuela-Familia como formador de expectativa individual y, concomitantemente, como consecuencia de la expansión paulatina del proceso de autonomización individual.

La interrupción del vinculo educativo estaría indicando una crisis de expectativas vitales de largo plazo (una crisis que podría llamarse, como una crisis del “Yo quiero ser…”, que es la principal imagen-objetivo que el proceso educativo formal contribuye a estructurar en el alumno).

Ahora bien, esos determinantes son desconocidos (o de conocimiento volátil). Si bien existe sobrada literatura especializada sobre la materia, y que la misma provee un valor orientativo general muy destacable, la naturaleza de los factores determinantes de la deserción mantiene un fuerte sesgo socio-situacional geográfico.

Así como los “distritos urbanos” poseen sus características distintivas en orden a dinámicas económicas, entramados culturales, matrices de infraestructuras de servicios, etc., en igual sentido, los factores determinantes de la deserción escolar siguen la misma lógica de diferenciación y especificidad. Dicho de modo lineal: a diferentes dinámicas urbanas, diferentes combinaciones relativas de peso específico de los factores determinantes de la deserción escolar.

De ello se desprende otra consecuencia, quizá más relevante. El grado de especificidad de los factores determinantes de la deserción escolar está generalmente asociado a su grado de conocimiento empírico por parte de los hacedores de políticas públicas y, dentro de ellos, los hacedores de desarrollos tecnológicos específicos.

¿Es posible cierto grado de hipotetización del funcionamiento de esos factores y sus diferentes pesos relativos? Sí, pero en la medida que no exista un esfuerzo sistemático y estructurado de conocimiento con fines operacionales, el tipo de conocimiento disponible difícilmente pueda superar el estado hipotético.

Este hecho tiene consecuencias insalvables en el terreno del diseño de tecnologías. El trabajo de diseño tecnológico basado en la hipotetización abstracta, es decir, en la “creencia” de “lo que es”, sin el contraste empírico estructurado (contacto y asimilación del conocimiento tácito de los actores destinatarios de un desarrollo tecnológico; o co-construcción) puede conllevar serios riesgos de rechazo de adopción tecnológica final (y con ello, frustración del esfuerzo de diseño tecnológico).

Conocer y caracterizar lo que existe en el interior de “las cajas negras” es, en el sentido estricto, la línea de base a establecer para desentrañar qué factores (situaciones) presentarían potencial adecuado para convertirlos en un conjunto de focos a los cuales orientar un esfuerzo de desarrollo tecnológico que se traduzca en tecnologías específicas de atención y retroalimentación de una política general de fortalecimiento del proceso socio-educativo formal.

 

Sabrina Diaz Rato
Presidenta Fundación PuntoGov

 

 

 

0 Continue Reading →

Políticas públicas de TIC son el componente clave para el desarrollo de América latina

 

Durante el quinto Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, llevado a cabo en Cartagena de Indias, Colombia, se desarrollaron intensos y nutridos paneles enfocados en la necesidad de apostar por la consolidación de un mercado único regional y que potencie los procesos de integración y contribuya a que América Latina pueda competir con garantías con las economías más avanzadas.

Para que este proceso sea exitoso y logre un crecimiento integral que incluya a ciudadanos y pequeñas y medianas empresas, deberá estar estrechamente vinculado a los principales desafíos que enfrenta la región, como son el aumento de la productividad y la competitividad, la reducción de las desigualdades o la mejora de las infraestructuras digitales.

Según destacó Mauricio Agudelo, experto en TIC de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, hasta la fecha los esfuerzos para crear un mercado digital regional han estado supeditados a las necesidades de cada país y no han existido demasiados incentivos para una integración regional efectiva.

“Deberemos analizar cómo potenciar el comercio electrónico y de bienes entre los países de la región. Para esto será importante estudiar cómo los países de Asia y el Pacífico están desarrollando la economía de Internet, o la visión de la Unión Europea en temas de datos, de geolocalización de firmas o de economía digital”, afirmó Agudelo en un panel de alto nivel organizado por CAF.

Bajo la premisa de que las políticas TIC constituyen el componente clave para el desarrollo de América Latina, se llevó a cabo un panel dedicado a las estrategias TIC orientadas a los sistemas educativos. En los últimos años, muchos países han invertido y desplegado innumerables esfuerzos que aún no logran alcanzar los beneficios proyectados hace una década, especialmente en lo que concierne a la mejora efectiva de la calidad del aprendizaje. Parte de esta asignatura pendiente, se debe a la escasez de infraestructuras de alta velocidad, plataformas innovadoras y contenidos digitales suficientes pero adaptados a las habilidades del siglo XXI.

La inclusión digital y social de millones de niños y jóvenes en el continente conlleva a reflexiones de múltiples y complejas dimensiones. Por ello, es necesario sostener que ante un futuro laboral signado por la economía digital, es preciso profundizar el debate sobre cómo las políticas educativas y la incorporación de TIC en las aulas determinarán con éxito el desarrollo social y cultural de las futuras generaciones.

En este contexto, Fundación PuntoGov tuvo la oportunidad de intervenir y exponer los resultados intermedios de una investigación sobre Educación y TIC en la región, un trabajo conjunto con el equipo de expertos de CAF, el Banco de Desarrollo de América Latina, co-organizador del CLT17. Durante el Workshop “Educación para el Siglo XXI”, se compartieron los primeros hallazgos de una investigación original sobre el estado actual de la DIGITALIZACIÓN DEL PROCESO EDUCATIVO EN AMÉRICA LATINA, una tarea que congregó a expertos en la materia de Colombia, Chile, Uruguay y Argentina.

En lo que se refirió a los Casos de Estudio, Sabrina Diaz Rato, presidenta de PuntoGov, expuso los avances y retos de tres estrategias nacionales: México, Colombia y Perú, un capítulo de dicha investigación de seis meses de trabajo y e n el que participaron Alejandro Herrera, Director de Ciencia, Tecnología y Desarrollo y Paula Toscano, Directora Ejecutiva, ambos miembros del equipo de Fundación PuntoGov.

Los casos examinados permitieron establecer un perfil de patrón comparativo a partir de una nueva matriz de análisis elaborada por el equipo de PuntoGov, con el objetivo de precisar una aprehensión del estado actual del proceso de implantación de las TIC en el segmento educativo y, en la misma pretensión, abrir una serie de nuevos interrogantes cuyas respuestas exploratorias suministren elementos de avance de los programas.

Los resultados finales serán incorporados a un Estudio de CAF y CEPAL que se presentará el próximo año y que aborda de manera integral los determinantes críticos que señalan los puntos de avance en materia de conectividad, dispositivos, contenidos y estrategias de inclusión para la mejora del aprendizaje en los sistemas educativos de América latina. Un tema que despierta, todavía, muchas interrogantes pero también necesidades urgentes orientadas a optimizar los esfuerzos de las estrategias de políticas públicas de TIC y Educación en cada uno de los países de la región.

A este importante encuentro, uno de los más importantes del ecosistema digital, asistieron más de 500 delegados, entre Ministros, CEOs, representantes de organizaciones internacionales y ejecutivos de 30 países, interesados en avanzar en el desarrollo de la economía digital, considerando que el trabajo conjunto y la colaboración entre todos los actores es el mejor camino.

Al cierre, Pablo Bello, CEO de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET), presentó algunas conclusiones referidas a la necesidad de “construir agendas ambiciosas e innovadoras”.

“Movilizar los recursos públicos y privados para el cierre de la brecha digital es indispensable. El diálogo y la confianza entre todos los actores es necesario para construir políticas con la mirada puesta en el futuro”, enfatizó Bello en contexto de un decálogo de ideas clave en torno a esta necesidad manifiesta.

Por su parte, Sebastián Cabello, Director Regional de la GSMA para América Latina, se refirió la importancia de digitalización de la producción, en particular de las Pymes. “Será fundamental para que la región pueda dar un salto de productividad e insertarse en la economía digital más allá del consumo”.

Este año el CLT se desarrolló en cuatro intensos días de conferencias, seminarios y reuniones, e incluyó un debate sobre cómo la industria móvil contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el workshop “Redefiniendo los marcos regulatorios para la inclusión digital”. De acuerdo con Daniel Quintero, viceministro de Tecnologías de la Información del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) de Colombia, “el sector de las TIC tiene las herramientas necesarias para resolver los problemas sociales de América Latina”.

La quinta edición del CLT17 se realizó del 20 al 23 de junio en Cartagena y fue organizado por la UIT, CAF, GSMA, ASIET y la CRC y desde aquí se pueden acceder a las presentaciones:

Presentaciones

0 Continue Reading →